viernes, 26 de septiembre de 2008

FUTURO

Futuro
Héctor A. Martínez D.


Se abren nuevas glorias y penas
cada vez que la vida me confirma tu espera
espera de gracias, de encanto y viva conciencia
de un mundo posible
que día a día se hace duda y certeza
significando lo que somos
y recreando lo que se sueña.

Mi aguardar no es simple expectativa
es la intención hecha deseo y pasos
hecha camino, horizontes y ejercicios
de nuevas formas de sentir la vida
que hacen de esta mi espera
no una estancia
sino un camino.
Esta realidad que me desborda
también a ti me convoca
a no solo esperarte entre glorias, dificultades y penas,
y sin aquilatar vivencias
hacer de lo cotidiano más que faenas.

A ti presente que estas
cual futuro que nunca llegas
te sigo esperando
buscándote
actualizándote
recreando tu ser posible
que siempre estas y casi llegas
con el regocijo de poder construirte
como un parto social de vida plena.

2 comentarios:

Franklin P dijo...

Bravo, poeta, bravo. Profundo.

Hay esperas que no son tal. Hay esperas que se van con nosotros a la cama, que nos piden que nos durmamos para visitarnos durante el sueño y que en las mañanas nos despiertan para que sigamos esperando.

“que siempre estás y casi llegas”… excelente. El ya pero todavía no, la parusía hecha deseo que nos nutre.

Santa Claus dijo...

Jojojo espero que te encuentres bien; cuando puedas visita mi blog para que veas las cosas que he publicado...cuidate!