miércoles, 17 de septiembre de 2008

UNA CANCION QUE NO ES DE TODOS

Una canción que no es de todos
Por: Jacinto Sencio M.


El sonoro silencio de las calles olvidadas,
el crujir de los árboles que de Angustia mueren,
y las casas con los techos al desnudo,
hacen del lugar un fantasma de los vivos,
en el nublado mundo sin sentido.

Arropado por el maltrato de cada día,
desde el candente sol a mitad de la jornada,
y sobre todo sin saber que será del mañana,
ya que el hoy es uno más del sin sentido de la vida.

Días tras días la misma canción,
con la emoción en el dolor de algunos,
pobre de la satisfacción del mundo,
que no toca el canto a favor de todos.

Una melodía de llantos que a una voz implora,
ricos de miseria que en aumento logra,
pobreza, miseria, huída de la zona,
al nublado mundo que la fe ignora.

2 comentarios:

Franklin P dijo...

Mi querido Sensión, dice mi compadre, primo de Joaquín, y de apellido Serrat, que

“Si yo pudiera unirme
a un vuelo de palomas,
y atravesando lomas
dejar mi pueblo atrás,
juro por lo que fui
que me iría de aquí...

Pero los muertos están en cautiverio
y no nos dejan salir del cementerio”.

Pero sabes que es lo peor, que la nostalgia duele más que el hambre. Y la gente termina dando pasos al revés para volver a Comala o a Rosebud…

… por más en cueros que estén los techos de las casas.

Karla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.