domingo, 17 de mayo de 2009

Te quiero

Por: Mario Benedetti

Tus manos son mi caricia,
mis acordes cotidianos;
te quiero porque tus manos
trabajan por la justicia.

Si te quiero es porque sos
mi amor, mi cómplice, y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro
contra la mala jornada;
te quiero por tu mirada
que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía,
Tu boca no se equivoca;
te quiero por que tu boca
sabe gritar rebeldía.

Si te quiero es porque sos
mi amor mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero.
Y tu paso vagabundo.
Y tu llanto por el mundo.
Porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aurora,
ni cándida moraleja,
y porque somos pareja
que sabe que no está sola.

Te quiero en mi paraíso;
es decir, que en mi país
la gente vive feliz
aunque no tenga permiso.

Si te quiero es por que sos
mi amor, mi cómplice y todo.
Y en la calle codo a codo
somos mucho más que dos.




(COÑO! Muerte pendeja, ¿cómo te atreves?)

7 comentarios:

Marie dijo...

Se nos fue uno de los grandes, pero nos quedarán sus letras para siempre.

Sandy dijo...

La muerte no existe para quien vive tan intensamente sus días en este mundo,
muere solo quien no sabe disfrutar de este breve instante de placer que llamamos vida.

¡maestro Benedetti, vaya en paz!

Mía dijo...

Es cierto, puede desaparecer su cuerpo pero su alma nos queda en las letras, que mejor legado que ese.

Besos

Mía

Franklin P dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Franklin P dijo...

POETA
acepta un verso
en acción de gracias
por favores recibidos.

Mía dijo...

Palabras más, palabras menos todos podemos angustiarnos por su muerte pero es cierto el pensar en todo su legado es la única forma de conformarnos y seguir disfrutándolo in eternun.

Saludos

Mía

Joaco dijo...

Adiós libertad, adiós compromiso, adiós justicia, adiós lealtad, adiós hermano, adiós amigo, adiós poeta de siempre y para siempre.